Faldón superior

Muralla de Lugo



La muralla Romana de Lugo es sin duda el monumento más importante de la ciudad. La antigua ciudad romana de Lucus Augusti, fundada por Paulo Fabio Máximo con la finalidad de anexionar definitivamente, el noroeste de la península Ibérica al Imperio romano, fue dotada de un muro de defensa que ha perdurado, con escasas reformas, hasta la actualidad. La muralla, con una longitud de 2.266 metros, antiguamente estaba coronada por 85 poderosas torres, de las que actualmente sólo se conservan 71 cubos a nivel del adarve, menos un resto de A Mosqueira que está por encima de este nivel. Dicha construcción ha pasado de ser un obstáculo para su evolución y crecimiento, a ser un monumento integrado en la estructura urbana y fuente de riqueza turística.

La Muralla formaba parte de un auténtico complejo defensivo integrado por un foso, la propia Muralla y el intervallum. El foso que corre paralelo a la muralla, constituye el único ejemplo de construcción de fosos de Hispania. La existencia de dicho foso pudo documentarse en 1987, y está separado de los cubos de la Muralla unos 5 metros, tiene una anchura de unos 20 m. y una profundidad media de 4 metros con respecto al suelo original. Construida como separación y defensa se ha transformado en un elemento integrador entre la antigua Lucus, y la que se ha desarrollado a su alrededor. Sin embargo, el trazado de la construcción defensiva está envuelto en el misterio, todavía nadie acierta a entender por qué dejó fuera importantes núcleos residenciales de la antigua ciudad, a la vez que protegía zonas deshabitadas.
 
muralla puertaPuertas
Hoy sus diez puertas, cinco antiguas y cinco nuevas, realizan la función de unir una parte de la ciudad con la otra. En la época romana había cinco puertas que coinciden con las actuales de Porta Miñá, Porta Falsa, Porta de San Pedro, Porta Nova y Porta de Santiago. Las puertas abiertas a partir de 1853 son las de San Fernando, la Estación, Obispo Izquierdo, Obispo Aguirre y Obispo Odoario.
La Puerta de Santiago, la antigua puerta del Postigo, es una de las más representativas. En el siglo XVIII se reformó para dejar pasar carruajes, y se decoró por su parte interior con una imagen de Santiago Matamoros y el escudo de armas del obispo Izquierdo. En tiempo de pestes era la puerta que permanecía abierta, y tenía un puente levadizo.
La construcción de la puerta del Obispo Odoario, fue realizada ilegalmente y dió lugar a que la muralla fuera declarada Monumento Nacional. Se abrió el hueco en 1921 y se construyó en 1928. Otra de las puertas, la Puerta Falsa, ha sido modificada pero es una de las originalmente romanas, de uso militar. Durante la Edad Media fue condenada y reabierta en 1602.
 
muralla adarve 2
Adarve
El adarve, con una anchura de unos cuatro metros, se ha convertido en una calle más que es recorrida por los viandantes autóctonos y visitantes. Se trata de un paseo tradicional extraordinario, considerado una calle más de Lugo, al que se accede por escaleras adosadas al paramento interior. De día es el mejor mirador sobre el casco histórico, por la noche ofrece un nostálgico paseo, con una pizca de misterio.
El tiempo pasa pero las construcciones perduran como lo hace la Muralla de Lugo, que sigue en pie después de diecisiete siglos, alzándose como el monumento más legendario de la ciudad. 


Dirección:


Lugo

Contacto:

Teléfono: 982 231 361





Resumen de valoración:
0 basado en 0 votos

© 2018 El Progreso Rúa Ribadeo s/n, Lugo · Tlfno: 982 29 81 00

Please publish modules in offcanvas position.